Muerte de Fernando II de Aragón o Fernando el Católico.

Aprovechando que el pasado 23 de enero se cumplían 500 años del fallecimiento de Fernando el Católico, me gustaría recordar las circunstancias de su muerte. Todos sabemos que su fallecimiento no estuvo rodeado de súbditos llorosos alrededor del lecho esperando el desenlace final, sino que fue el lecho el que según el cronista Jerónimo Zurita (1512-1580) acabó con él.

Tras la muerte de Isabel la Católica (1451-1504) y pese todo el afecto que se guardaban entre ellos retratado en la famosa frase “su muerte es para mí el mayor trabajo que en esta vida me podría venir…” el rey Fernando no tardó demasiado tiempo en volver a contraer matrimonio. El 19 de octubre de 1505 contrajo nupcias por segunda vez con una joven de 18 años llamada Germana de Foix, sobrina del rey de Francia.

Pero, ¿por qué este enlace? La respuesta es simple: la posición de debilidad en la cual le dejó la muerte de Isabel en Castilla, aunque en su testamento figurara como Regente hasta la mayoría de edad de Carlos de Gante, la falta de apoyos entre la nobleza local y la llegada de Felipe «el Hermoso» a España obligaron al monarca a retirarse a Aragón. Para neutralizar el apoyo del rey francés a su yerno Felipe, firma el Tratado de Blois, mediante el cual se casaba con la joven Germana que aportaba a la unión los derechos dinásticos de Nápoles y el título simbólico de Rey de Jerusalén. A cambio de esta aportación el Rey se comprometió a nombrar heredero de la Corona de Aragón al primogénito de la pareja, acabando así con el proyecto de unión dinástica de los Reinos de Castilla y Aragón.

Aún así debemos recordar que Fernando de Aragón educó a su nieto Fernando para ser su heredero en caso de que no hubiera descendencia de su matrimonio. ¿Entonces, por qué en el testamento deja como sucesor de las Españas a su nieto Carlos? Demasiadas preguntas para una sola entrada…

Y aquí llegamos al meollo en cuestión; todo el mundo se puso de los nervios porque se había casado de nuevo, aunque el trono de Carlos no corriera peligro al no existir descendencia en esos instantes. Pero nuestros Reyes deseaban un retoño y Fernando se decantó por la ayuda de la cantárida o mosca española (era un escarabajo de color verde brillante) que seco y convertido en polvo tenía un efecto vasodilatador (nuestra viagra de hoy en día) Las malas lenguas dicen que la Reina le obligaba a tomar esta sustancia para aumentar su vigor, y parece que debió funcionar pues tuvieron un hijo que solo sobrevivió 24 horas.

Tras la ingesta de la cantárida, testículos de toro y demás sustancias afrodisiacas nuestro anciano rey iba teniendo una salud más frágil que conllevaba hidropesía con desmayos y congestiones.

Tras ser confesado por el fraile Tomás de Matienzo y solicitar 10.000 misas por su alma, el 23 de enero de 1516, a los 63 años de edad Fernando de Aragón sufrió una hemorragia cerebral que lo llevó a la muerte en Madrigalejo (Cáceres).

Fernando de Aragón fue enterrado junto a su primera esposa, Isabel de Castilla, en la Capilla Real de Granada.

catolico-fernando
Fernando II de Aragón
Anuncios

2 comentarios sobre “Muerte de Fernando II de Aragón o Fernando el Católico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s