La Oficina Pro-Cautivos de Alfonso XIII

Después de una reseña y unas cuantas entradas sobre los Reyes Católicos creo que es hora de cambiar de reyes y por qué no, de dinastía.

Hoy voy a hablar de un rey que fue destronado, que reinó de 1902 a 1931, con más errores que aciertos. Sin embargo, en esta entrada hablaremos de su mayor acierto: la Oficina Pro-Cautivos. Y cómo no os presento a dicho monarca: Alfonso XIII (1886-1941)

La Oficina Pro-Cautivos es la primera acción humanitaria gubernamental registrada en la historia, con el fin de intentar de dar respuestas a los familiares de los militares o civiles sobre su paradero durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918). (Debemos recordar que España fue neutral en la Gran Guerra.)

Todo comenzó de manera casual cuando el rey de España recibió una carta de una lavandera francesa que le pedía ayuda para conseguir localizar a su esposo, quien había desaparecido durante la batalla de Charleroi. La mujer le pedía ayuda para encontrarlo, ya fuera vivo o muerto. A nuestro rey le interesó la petición y movió toda la maquinaria diplomática para encontrar al marido de la lavandera, que se encontraba vivo en Alemania, e intermedió para que al prisionero le permitieran enviar una carta a su esposa.

El suceso se transmitió boca a boca y llegó hasta un pequeño periódico llamado Lpanorama_1e Petite Gironde,quienes publicaron un artículo hablando de la ayuda humanitaria y desinteresada del Rey de España. Este artículo originó que una oleada de cartas llegaran al Palacio Real de Madrid en busca de ayuda para encontrar a familiares que estaban en paradero desconocido. Al ser imposible atender tantas peticiones de ayuda con su secretario personal, creó la Oficina Pro-Cautivos, en la que trabajaron más de cuarenta personas.

Durante la Primera Guerra Mundial, el proyecto de ayuda humanitaria dio una respuesta a más de 200.000 personas, salvando a algunos soldados de morir fusilados y ayudando a las familias que se encontraron en medio del conflicto poniéndolas a salvo.

Este acto humanitario llevó a Alfonso XIII a ser propuesto para el Premio Nobel de la Paz. ¿Qué cosas tiene la vida, no? Hoy en día la Oficina Pro Cautivos es un ejemplo de solidaridad y altruismo, que (y es mi opinión) apenas es nombrado hoy en día en nuestras escuelas.

Paradojas de la vida, este mismo rey fue el el que en 1921 estuvo involucra
do directamente en el Desastre de Anual, el que unió su destino a un dictador como Miguel Primo de Rivera y el que abandonó (como una rata abandona el barco cuando se hunde) España en 1931 aduciendo querer evitar una Guerra Civil que desgraciadamente, ya estaba escrita en el futuro del país.

Con sus luces y sus sombras, Alfonso XIII hizo algo que ningún rey de su época se atrevió a hacer: crear una oficina donde aquellas personas que habían perdido a familiares en la guerra pudieran encontrarlos.

Anuncios