Sobre La Corona Partida y el Ministerio del Tiempo.

Hoy vengo a hablaros de mi opinión sobre las críticas que reciben tanto la serie del Ministerio del Tiempo como la película de La Corona Partida.

Empecemos por el Ministerio del Tiempo: seguramente ya habréis oído algo sobre ella si no sois unos auténticos “ministéricos”. Pues bien, el primer capítulo de la temporada ha recibido algunas críticas como: “tratan mal la Historia de España”. Probablemente se refieran al trato que en la serie se le da al Cid, el mito español por excelencia. Pues señores, al fin y al cabo es un trato correcto, pues el Cid nunca fue un patriota ni un adalid de la Reconquista.

Debemos diferenciar entre leyenda e historia, frase que aparece en repetidas otve-el-ministerio-del-tiempo-logo-seriecasiones en el capítulo pues la leyenda del Cid es solo eso, leyenda. La realidad es un poco más dura pues el Cid durante toda su vida mantuvo tensas relaciones con el rey de Castilla Alfonso VI y fue cambiando de un bando a otro según sus conveniencias. Podríamos tacharlo de una especie de mercenario que no aceptaba señor alguno, solo su propia persona.

Pero la realidad no hace que se desmerezca su persona, no hace que se pierda el respeto por él. Solo nos otorga un poco más de luz sobre una figura de nuestra historia muy mitificada. ¿Qué más da si fue mercenario o no? ¿Qué más da si le importaba el honor? Nada. Pero tengamos presente siempre la realidad para que podamos diferenciarla del mito.

Y ahora vamos con La Corona Partida: debido al estreno de esta película en el cine, muchas revistas y sitios web especializados tachan el estreno de “fracaso”.

Por supuesto que esta película no va a tener los espectadores que tienen otras como “Ocho apellidos vascos” o como “Palmeras en la Nieve” principalmente por varias razones:

1º No se le ha dado toda la publicidad de la que disfrutaron en su tiemla_corona_partida-881246091-largepo otras filmaciones.

2º No es una película de “marketing”

3º No nos engañemos, la película no es para todos los públicos.

Por eso, no va a mover a tanta gente como otras producciones con otros temas más atractivos. Desengañémonos, en España una película sobre nuestra historia (bien hecha) nunca será un taquillazo, desgraciadamente.

Por último, todas las críticas asemejan el largometraje con “Juego de Tronos”, cosa que yo, como lectora de los libros y receptora de la serie me ofende. La Corona Partida no es el “Juego de Tronos” patrio, porque básicamente no es ficción, es historia. Y por mucho que los libros estén basados en personajes históricos nunca se asemejará un mínimo a nuestra realidad histórica.

 

 

“España es un país formidable, con una historia maravillosa de creación, de innovación, de continuidad de proyecto… Es el país más inteligible de Europa, pero lo que pasa es que la gente se empeña en no entenderlo”

Julián Marías